Monday, October 17, 2005

El olor entre las piernas, Parte II, 57 Se busca violador en río Piedras

El olor entre las piernas
Parte II
Cap. 57
Se busca violador en Río Piedras

A todos aquellos que vivan eternamente preocupados por sus pájaras hermosas, atención. Hay un violador suelto por Río Piedras que ya ha atacado a 17 mujeres. Aunque lo cierto es que, si miran el dibujo que anda pegado por ahí en las tiendas del Paseo de Diego y en la Ave. Universidad, resultaría casi imposible identificarlo. Y es en esto que estriba esta columna.

Nunca he entendido bien la dinámica del bocetista que trabaja para la policía. Según innumerables episodios de Law and Order, la víctima va identificando características mientras el dibujante va haciendo su labor. "No, la frente es más ancha", deberá decir la víctima interrumpiendo la labor del artista, mientras éste se impacienta y comienza a borrar, preocupándose por la acidez del mismo, y cuántas dudas puede aguantar el papel. Me parecería un fastidio esa profesión. Yo terminaría mandando al carajo a la víctima, diciéndole algo así como: "¿Que no le viste la cara bien en 20 minutos que estuvo encima de ti? ¡No jodas!".

Pero creo que eso es de la boca para afuera. Yo mismo fui víctima de violación cuando pequeño. Creo que termino escribiendo esto, porque no sé quiénes fueron las desafortunadas 17 mujeres que cayeron presa de este desgraciado. Porque como no sé quiénes son, me parece que no tienen una voz que las represente, aunque sea una voz literaria. Porque sueño con un mundo en el que por lo menos, podamos hablar de esto sin que nos duela, sin tapujos, y sin murallas entre unos y otros. Porque hablando claro, las víctimas de crímenes sexuales deberíamos estar unidos, y nolo estamos.

En este tipo de casos, aconsejo a todos (as) aquéllos (as) que sean víctimas de ataques que le muerdan la ingle al agresor. Bash back! ¡Ojo por ojo, diente por diente! Cojan lo primero que encuentren, una piedra un palo, un bate, y súbanle un cuágulo de sangre al cerebro al que se atreva a agredirlos (as). Muerdan, escupan, hablen malo, amenacen, griten, arañen, pataleen, pero no se dejen bajar las faldas ni los pantalones, en cambio, sáquenle los ojos al muy cabrón violador. Hagan lo quepueda por no ser víctimas, porque una vez lo son, no hay forma de no serlo más.

8 comments:

MaReS said...

Me parece super admirable, lo que pretendes hacer. La verdad es que tienes toda la razon en todo lo que dices desde la parte del bocetista, hasta la parte donde la cosa se pone mas amarga.

Mary X said...

Así se habla coño. La verdad es que en estos programas se perfila el artificio de la justicia ideal y el tiempo que dedican a los casos es impresionante. En el mundo real, la víctima es un rompecabezas que no muchos se tomarán la molestia de resolver. Por eso ando siempre con unas enormes y afiladas limas aunque tengo las uñas cortas.

ojitos said...

Conho, viste que trato de violar a una mujer hoy? Pero la senhora le salio boxeadora y se fue a las manos con el tipo, jaja..que horror!

Yolanda Arroyo Pizarro said...

Mi cielo. Sí hay maneras de dejar de ser víctimas. Las hay. Abrazo.

Jose Borges said...

Estoy de acuerdo con la idea de pelear para tratar de evitar algo así.
Pero uno nunca sabe cómo va a reaccionar en ese tipo de situación hasta que sucede.
De ser víctima, es importante comprender que uno no debe cargar con la culpa, indifferente a lo que alguien pueda opinar.
Lo mejor es prevenir, creo. Trate de no andar a solas, y si lo hace, desconfíe de todos. Espero que lo agarren.

Siumell González-Bermúdez said...

En alguna medida me parece bien lo que tratas de hacer en tu post. Sin embargo difiero en que de una experiencia como esa (y con esto no digo que no sea díficil y amarga) se tenga que quedar traumado(a). Hay una falsa noción de que si te abusan de chiquito o te violan, etc. tienes que lucir como una víctima toda tu vida y volverte un ser vulnerable y débil. A mucha gente le ha pasado y no afecta su ni sexualidad ni su vida, solo queda como un incidente muy desagradable. A fin de cuentas depende de la psique de cada quien y de la inteligencia, fortaleza y capacidad emocional que tenga.

Una cosa sí:una experiencia así nunca se olvida...

TwennyTwo said...

Gracias por las noticias de que hay una persona tan desgraciada por alla en Rio Piedras... no sabia.

I'm still here and I'm still readin' ya... don't forget me!

Marisa

David Saä Viccenzo said...

Es un blog muy hermoso y cínico, Un abrazoenorme desde
La Adelfa Blanca